Jueves, 13 de Diciembre 2018
Imprimir

Dermatitis de Contacto

Las dermatitis de contacto son consecuencia del contacto de la piel con sustancias químicas y pueden producirse por varios mecanismos. Pueden distinguirse dermatitis por contacto irritativas y alérgicas.


Dermatitis de contacto irritativa

Se debe a la acción irritante directa de las sustancias desencadenantes, que provocan una reacción inflamatoria en la piel, sin que medien mecanismos inmunológicos. Aunque las sustancias irritantes lo son para todos los individuos, la sensibilidad a su acción es muy variable. Los niños, sobre todo los lactantes, se encuentran entre los más vulnerables a los irritantes. La constitución alérgica (llamada a veces atópica) predispone también a sufrir dermatitis por irritantes.

Las dermatitis por contacto irritativas pueden dividirse en agudas, que se desencadenan por un contacto poco duradero y crónicas o acumulativas, que son consecuencia de un contacto prolongado, en general con irritantes poco potentes. El ejemplo más conocido es la “dermatitis crónica en manos del ama de casa”. La quemadura química equivale a una dermatitis irritativa muy aguda e intensa.


Dermatitis de contacto alérgica

Es una reacción inflamatoria inducida por el contacto con alergenos que penetran en la piel y está producida por una reacción de tipo inmunológico que requiere una sensibilización previa. Para ello es necesario un tiempo de contacto habitualmente prolongado, en general de meses o años. Una vez que se ha producido la sensibilización, las lesiones suelen desencadenarse en 24-48 horas tras nuevas exposiciones al contactante.


Causas de las dermatitis de contacto

Las causas más comunes de irritantes para los adultos y los niños son:

  • Jabones
  • Babas / orina / heces
  • Diferentes alimentos
  • Detergentes
  • Lociones para bebé
  • Perfumes
  • Otros productos químicos presentes en toallitas higiénicas, etc.

Los metales, tintes, cosméticos, medicamentos y alimentos pueden causar dermatitis alérgica de contacto:

  • Las hojas de higuera, la hiedra venenosa, etc. son causa de dermatitis por contacto.

  • Metales: el níquel, el cromo y el mercurio son los metales que más comúnmente causan dermatitis por contacto:

    • El níquel se encuentra en la bisutería, las hebillas de los cinturones, correas de los relojes, cremalleras, los broches y los ganchos de la ropa.
    • El contacto con los objetos que están chapados con cromo, que contiene níquel, causará posiblemente reacciones en la piel de las personas con sensibilidad al níquel.
    • El mercurio, que se encuentra en las disoluciones para los lentes de contacto y anteriormente en desinfectante, puede causar problemas en algunos individuos sensibles.
  • Tintes: los tintes permanentes del pelo que contienen parafenilendiamina son la causa más frecuente. Otros productos que pueden causar problemas incluyen los tintes utilizados en la ropa.
  • Cosméticos: muchas clases de cosméticos pueden causar dermatitis alérgica por contacto, los perfumes, las sombras de ojos, el esmalte de uñas, los labiales y algunos protectores solares, entre otros. Es importante identificar el componente responsable de la reacción con el fin de poder evitarlo buscando productos que no lo contengan en su composición.
  • Medicamentos: La neomicina, que se encuentra en las cremas antibióticas, es la causa más común de la dermatitis por contacto causada por medicamentos. Otros medicamentos que pueden producir dermatitis por contacto son la nitrofurazona, heparinas, antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) e incluso los corticoides.
  • Alimentos: se han descrito dermatitis de contacto inducidas por las proteínas presentes en alimentos tanto vegetales como animales.


¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis de contacto?

  • Hinchazón y enrojecimiento de la piel
  • Aparición de vesículas o ampollas en la piel
  • Picor
  • Descamación de la piel

La reacción más intensa se produce en el sitio del contacto. Los síntomas de la dermatitis por contacto pueden parecerse a los de otras afecciones de la piel. Hay que consultar siempre al especialista en Alergia con el fin de obtener un diagnóstico e indicaciones sobre el tratamiento y la prevención de nuevos episodios.


Diagnóstico de las dermatitis de contacto

Se realiza por medio del test del parche, que consisten en la aplicación en forma oclusiva (para facilitar el contacto con la piel) de las sustancias sospechosas de producir la dermatitis. Los contactantes permanecen sobre la piel 48 horas y las pruebas se evalúan a partir de entonces.

Existen baterías estándar con los contactantes más frecuentes en nuestro medio. También hay baterías con los contactantes más frecuentes dependiendo de la dermatitis que estemos estudiando: calzado, cosméticos, antiinflamatorios, otros fármacos, textil, etc.


Tratamiento de la dermatitis de contacto

El mejor tratamiento consiste en identificar y evitar las sustancias que puedan provocar la reacción alérgica.

Los brotes agudos de lesiones se tratan con corticoides tópicos. A veces es necesaria la toma de antihistamínicos para aliviar el picor.