Imprimir

Se cumple un año de la puesta en marcha del Proyecto Registro Español de Desensibilizaciones a Medicamentos (REDEME)

Se cumple un año de la puesta en marcha del Proyecto Registro Español de Desensibilizaciones a Medicamentos (REDEME)

 

EL HOSPITAL LA FE PARTICIPAN EN EL REGISTRO DE DESENSIBILIZACIONES A MEDICAMENTOS.

 DURANTE ESTE AÑO LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ALERGOLOGIA HA REGISTRADO MÁS DE 500 DESENSIBILIZACIONES

 

 

Madrid, 24 de febrero de 2014.

 La desensibilización es una alternativa terapéutica en pacientes que requieren la administración de un medicamento frente al que han desarrollado una reacción alérgica. Consiste en administrar dosis progresivas del fármaco, comenzando con una dosis muy pequeña, hasta alcanzar la dosis terapéutica, de tal manera que el paciente pueda recibir el medicamento al que es alérgico.

 Se trata de un procedimiento conocido y aplicado ocasionalmente desde hace mucho tiempo por los expertos en Alergia. Sin embargo en los últimos años su uso se ha extendido al establecerse su utilidad en algunos casos en los que las alternativas terapéuticas no son tan eficaces. Este es el caso de la alergia a los quimioterápicos, que en ocasiones obliga a la elección de terapias de segunda línea, con menor eficacia.

 El Servicio de Alergia del Hospital La Fe aplica técnicas de desensibilización con medicamentos desde su fundación. En el año 2006 se iniciaron procedimientos de desensibilización con quimioterápicos derivados del platino (carbo y cisplatino). Desde entonces se han realizado más de 40 procedimientos de desensibilización a 25 pacientes. En la mayoría de los casos se consiguió la tolerancia del quimioterápico implicado.

 La realización de estos  procedimientos requiere la coordinación multidisciplinar entre los Servicios de Oncología, Alergia, Cuidados Intensivos, Hospital de Día y Farmacia. Los resultados revelan que la buena tolerancia de las pacientes a la desensibilización de platinos y taxanos garantiza completar con éxito su tratamiento oncológico.

El Hospital La Fe participa en el Registro de Desensibilizaciones con Medicamentos (REDEME) de la Sociedad Española de Alergología en Inmunología Clínica (SEAIC) que desde su inicio, hace un año, ha contabilizado 495 desensibilizaciones. Este registro pretende sumar experiencias y contrastar los datos obtenidos, lo que llevará a mejorar los protocolos de desensibilización”.

 REDEME es una base de datos de fácil acceso donde todos los alergólogos de los hospitales españoles pueden registrar de forma retrospectiva todos los datos de las desensibilizaciones realizadas. Actualmente participan diecisiete hospitales españoles de Alicante, Barcelona, Castellón, La Coruña, Guadalajara, Madrid, Murcia, Navarra, Toledo y Valencia, y se han registrado 496 desensibilizaciones en 106 pacientes. Los pacientes oncológicos son los que más se han beneficiado de esta técnica. La mayoría de las desensibilizaciones se han realizado en citostáticos (352) y tratamientos biológicos (131).

 Según datos de la SEAIC, la alergia a medicamentos constituye el tercer motivo de consulta más frecuente al alergólogo, tras la rinoconjuntivitis y el asma. Se estima que entre el 15% y el 25% de la población puede sufrir alguna reacción a la medicación utilizada que, en la mayoría de las ocasiones, puede derivar en una reacción alérgica.

 Seguridad y eficacia de la mano del alergólogo

El Registro de Desensibilización ha confirmado que la desensibilización es una técnica segura y eficaz puesto que sólo el 17% de los pacientes han presentado reacciones, y en los casos que ocurrieron, éstas fueron en su mayoría leves (91%). Además, el 99% de los pacientes pudieron recibir todos los ciclos que tenían programados para completar sus tratamientos.

 REDEME es un registro pionero en Europa, ya que solo en EE.UU existe una iniciativa semejante. En palabras de la doctora Pilar Tornero, del Servicio de Alergia del Hospital Gregorio Marañón y promotora del proyecto, “el Registro supone una magnifica herramienta para médicos y pacientes. Los alergólogos hemos comprobado que nuestras técnicas son seguras y nos anima a realizarla más frecuentemente. Además, nos está permitiendo estratificar el riesgo y planear estrategias que permitan disminuirlo durante las desensibilizaciones. Por parte de los pacientes, porque cada vez es mayor el número de ellos a los que podemos ofrecer la posibilidad de acceder a fármacos que son  esenciales para su curación, supervivencia o mejoría de la calidad de vida”.

 Para poder poner en marcha estos protocolos de desensibilización es necesario contar con Unidades de Alergología en los hospitales.

 NP SEAIC MODIFICADA

PLANNER MEDIA

Elena Moreno / Laura Castellanos