Sábado, 22 de Septiembre 2018
Imprimir

Alérgicos a epitelios de animales

Normas para pacientes alérgicos a epitelios de animales

Los animales de pelo son una causa frecuente de alergia. Los más alergénicos son los gatos, seguidos de los perros y los caballos. Sin embargo, cualquier animal de pelo puede causar alergia.

En todos los casos la principal medida de prevención es retirar al animal del entorno del paciente (en el caso del gato, el alérgeno permanece en el ambiente hasta 9 meses después de su retirada).

Como medida de prevención, los niños alérgicos (también llamados atópicos) no deben tener animales en casa, por el mayor riesgo de sensibilizarse. Además, los animales favorecen la proliferación de ácaros del polvo.

En caso de no ser posible la retirada del animal:

  • Elimine los reservorios para los alérgenos (alfombras, moquetas..)

  • Utilice aspiradores con filtros HEPA.

  • Bañe y cepille frecuentemente al animal. En el mercado existen

    productos que se pueden aplicar después del baño para evitar, en la

    medida de lo posible la descamación del epitelio (Vetriderm®)

  • Evite la entrada del animal en la habitación del paciente alérgico.

  • El paciente debe evitar el contacto con el animal.

  • Existen razas con menor capacidad alergénica

  • La castración de machos felinos parece reducir la proteína Fel d 1,

    principal alérgeno de gato.