Sábado, 22 de Septiembre 2018
Imprimir

Alérgicos a hongos

Normas para pacientes alérgicos a hongos

Frecuentemente se suele hablar de alergia a la humedad para referirse a lo que en realidad es alergia a los hongos o al moho.

Se recomiendan las siguientes normas:

  • Son preferibles las habitaciones luminosas y soleadas. Repare y elimine manchas de humedad, goteras y filtraciones si existen. Reduzca todos los objetos que acumulen polvo.

  • Existen pinturas antimoho con sustancias que impiden el crecimiento de hongos.

  • No debe haber plantas de interior y menos aún en la habitación de la persona alérgica.

  • Conviene limpiar regularmente con lejía las zonas que se humedecen más frecuentemente, como bañeras, lavabos, azulejos del baño. Cuando se limpie la casa, se ha de ventilar y secar las zonas que hayan quedado húmedas.

  • Mantenga una humedad relativa por debajo del 60%, evite el uso de humidificadores ambientales. Si tiene aire acondicionado, límpielo con frecuencia y cambie regularmente los filtros.

  • Es importante ventilar la casa a diario, también en invierno, especialmente los baños y la cocina, evitando que la humedad pase al resto de la casa. Vigile que no se formen hongos detrás de muebles, dentro de los armarios, lavabos, cocina.

  • Evite los alimentos contaminados con moho o aquellos que los contengan. Evite, además, entrar en lugares donde se almacenen dichos alimentos.

  • Evite lugares o cosas infestadas con hongos: subterráneos, bodegas, graneros, hojarasca, pajares, leñeras.

  • Evite los lugares con vegetación espesa (sobre todo muerta o en estado de descomposición) muy sombríos y húmedos. No mueva montones de hojas caídas.

  • No guarde ropa o zapatos húmedos en su armario o en zonas de poca ventilación.

  • Deshágase cuanto antes de basuras que contengan restos de alimentos.