Sábado, 22 de Septiembre 2018
Imprimir

Alergia a proteínas transportadoras de lípidos (LTPs)

¿Qué son las LTPs?

Son proteínas defensivas distribuidas ampliamente por el reino vegetal. Son resistentes a la digestión y al calor, por ello pueden producir síntomas por ingestión de alimentos que las contengan, incluso si están procesados, como en el caso de la cerveza, el vino, zumos y mermeladas.

La LTP del melocotón (Pru p 3) se considera el prototipo de esta familia de alérgenos (el resto de las LTPs presentarían similitud del 45-92% con respecto a ella). Esta similitud estructural explicaría la extensa reactividad cruzada hallada entre muchas LTPs de alimentos vegetales.

Suelen acumularse en la piel y en las capas externas de frutas y otros órganos de las plantas (hojas,...). Por ello la piel de las frutas (sobretodo las Rosáceas, como melocotón, pavía, albaricoque, ciruela, etc.) resulta más alergénica que la pulpa.

¿Dónde están las LTPs?

1. Alimentos vegetales:
- Frutas: albaricoque, cereza, ciruela, fresa, limón, manzana, melocotón, naranja, pera, y uva.

- Hortalizas: col, espárrago, lechuga, tomate y zanahoria.
- Cereales: cebada, maíz y trigo.
- Frutos secos: almendra, avellana, cacahuete, castaña y nuez.

2. Pólenes:
- Malezas: Artemisia (Artemisia vulgaris), Parietaria (Parietaria judaica) Ambrosia (Ambrosia artemisiifolia).

- Árboles: Olivo (Olea europea) y Plátano de sombra (Platanus acerifolia).

3. Otras fuentes vegetales: látex.

Debido a su presencia en pólenes, también se les ha conferido un papel como panalérgenos. Se ha visto que las LTPs presentes en los pólenes son potencialmente responsables de la sensibilización cruzada a alimentos vegetales. A medida que aumenta la similitud estructural entre las LTPs de los pólenes con respecto a las alimentarias (como la del melocotón, Pru p 3), aumenta la reactividad cruzada entre los pólenes y los alimentos.

Se han descrito distintos perfiles geográficos en la sensibilización a las LTPs en Europa. Se observaron diferencias de hasta un 35% en las tasas de sensibilización a las LTPs en pacientes con alergias similares en base a si pertenecían al Sur de Europa o al Norte y Centro de Europa. Este hecho se ha atribuido a las diferencias existentes en los hábitos dietéticos y en la exposición a pólenes. 

Manifestaciones clínicas:

La ingesta de LTP en pacientes alérgicos a estas proteínas suele desencadenar síntomas de aparición inmediata, casi siempre antes de transcurrida 1 hora de la ingestión y en clara relación con ella.

Su estabilidad facilita que sean absorbidas a través de las mucosas y puedan así, alcanzar múltiples órganos diana y producir síntomas más severos.

Las manifestaciones clínicas pueden ser locales o bien generales, induciendo cuadros clínicos graves.

Reacciones locales (limitadas al sitio de contacto del alimento): en...

  •  Orofaringe:

- Síndrome de Alergia Oral (SAO): prurito oral u orofaríngeo tras la ingestión. En ocasiones, puede acompañarse de disfonía o edema de labios, lengua, úvula y laringe. Este síndrome suele aparecer en algunos pacientes polínicos con la ingesta del melocotón crudo.

  •  tracto gastrointestinal:

- náuseas, vómitos, dolor abdominal y/o diarrea.

  •  Piel:

- Urticaria: se presenta al contacto con la piel del melocotón, en general, en pacientes sensibilizados muy intensamente.

  •  Tracto respiratorio:

- Rinoconjuntivitis, asma: se producen tras la exposición a sus productos volátiles o como expresión de una sensibilización un polen con reactividad cruzada.

Reacciones generales: son más frecuentes en los alérgicos a la pulpa y en los que no tienen, de forma concomitante, alergia al polen.

  •  Leves-moderadas: los órganos principalmente involucrados son la piel y el tracto gastrointestinal. Menos frecuente es la afectación del tracto respiratorio o de otros aparatos y sistemas.

- Urticaria generalizada: lesiones urticariales agudas de intenso prurito que pueden acompañarse incluso de un edema de glotis. A veces los habones urticariales no son evidentes y sólo se observa prurito intenso y sensación de calor con eritema (localizado o generalizado).

  • Graves: puede ocurrir en pacientes con intensa sensibilización.

- Edema de glotis.
- Anafilaxia:
Afecta a múltiples órganos y sistemas, pudiendo manifestárse con dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, disnea, cianosis, dolor torácico, urticaria, angioedema, arritmia, hipotensión, pérdida de conciencia e incluso shock. Suele aparecer dentro de los primeros 30 minutos tras la ingesta del alimento, aunque se han comunicado casos raros de anafilaxia horas después. 

Anafilaxia inducida por el ejercicio: variante en la cual la ingestión del alimento desencadena cuadros anafilácticos graves cuando es seguida de un ejercicio violento. La ingestión del alimento relacionado o el ejercicio, por separado, no producen síntomas.

Anafilaxia inducida por alimentos y AINEs: la ingestión del alimento junto o precedida por la toma de un AINE, puede también desencadenar cuadros anafilácticos graves. La ingesta de alcohol también se ha relacionado con estos cuadros clínicos graves.

Medidas terapéuticas:

Dieta de evitación: en función del grado de tolerancia...
1º Probar a tomar la fruta de distintas formas: pelada, lavada, en zumo o almíbar...

2º Si aun así persisten los síntomas, convendría:

- evitar otras frutas de la familia de las Rosáceas (albaricoque, almendra, cereza, ciruela, fresa, manzana, membrillo, mora, pavía, paraguaya y pera).

- limitar al máximo el consumo de productos industriales ya que estas frutas pueden estar ocultas en alimentos tales como:

- Aromas (medicinas, chucherías, pasta de dientes,...) - Yogures y otros postres lácteos
- Zumos y jugos
- Macedonias, mermeladas, potitos

- Cereales, chocolates, tartas, pan, helados, gelatinas (con frutas) - Frutas escarchadas y frutas desecadas (pe orejones)
- Licores

Tratamiento sintomático pautado por el especialista en caso de presentar un episodio de alergia alimentaria.

En casos de extrema sensibilidad, si existe el riesgo de ingesta inadvertida de los alimentos mencionados o bien, si usted ha tenido con anterioridad reacciones alérgicas graves, podría estar indicado el llevar adrenalina para su autoadministración en caso necesario.

Inmunoterapia:

- Se está desarrollando una vacuna con extracto de melocotón que reduce de manera significativa la reactividad de los alérgicos al melocotón y parece ser segura

- Los tratamientos con vacunas para la alergia polínica pueden mejorar el síndrome polen-frutas (la alergia debida a alérgenos de frutas homólogos a un determinado polen).